Piden cese del asedio a la familia de Ahal Jay- ya y el envío urgente de una misión médica internacional para conocer la situación de salud de la activista saharaui

Chahid El Hafed (Campamentos de la Dignidad), 20 de septiembre de 2021 (SPS)-. El Ministerio  de Asuntos de las Zonas Ocupadas y de las Comunidades  saharauis en el extranjero, pidió urgentemente la necesidad de levantar el asedio a la familia de de Ahal Jay- ya y abrir las ciudades  ocupadas saharauis a misiones internacionales para constatar la situación de los ciudadanos saharauis como consecuencia del asedio impuesto por la ocupación marroquí.

En un comunicado publicado  hoy, el ministerio hizo un llamado a los organismos y organizaciones internacionales para que asuman su responsabilidad ante la situación que vive la activista saharaui y su familia.

Son 309 días, es el tiempo que lleva la  defensora de los derechos humanos Sultana Jay-ya y su familia bajo arresto domiciliario impuesto por las fuerzas paramilitares marroquíes.

La casa de la resistencia saharaui continúa resistiendo a pesar de la represión, tortura, malos tratos y vejaciones.

Recientemente en una carta al Secretario General de las Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad, el Presidente de la República pidió que actúen con urgencia para salvar la vida de Sultana y su familia,  que según fuentes sanitarias la vida de las activistas  saharauis corre un grave peligro.

El Jefe de Estado responsabiliza plenamente al estado ocupante de Marruecos de las consecuencias que puedan derivarse de sus brutales actos en las ciudades ocupadas del Sáhara Occidental.

Ya el  Frente POLISARIO, en varios mensajes a la secretaría de la ONU ha pedido protección y un mecanismo de control y observancia de los derechos humanos en las ciudades ocupadas.

Organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, han llamado en vari ocasiones a que se respeten y se  garanticen  los derechos fundamentales de los presos políticos saharauis.

Por otro lado, continúa la campaña nacional e internacional para levantar el asedio a la familia Ahl Jay-ya, y las reacciones de organismos y organismos internacionales  como la declaración de la relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la Situación de los Defensores de los Derechos Humanos, Marie Lawlor, en la que condenó las violaciones marroquíes y el hostigamiento contra los defensores de los derechos humanos y los medios de comunicación saharauis.SPS/090/099TRAD