ONG saharauis de DD HH escriben a Macron para que ponga fin a las injusticias cometidas por Marruecos en el Sahara Occidental

Ciudad Ocupada de El Aaiún, 23 /01/2018(SPS).- La coordinación de asociaciones y comités saharauis de derechos humanos en las zonas ocupadas del Sahara Occidental han enviado una carta al presidente de Francia, Emmanuel Macron, para pedirle que use su influencia y acabe con las injusticias y violaciones perpetradas por Marruecos en los territorios ocupados  del Sahara Occidental.

En una carta enviada ayer, las mencionadas asociaciones pidieron al Macron que utilice la "influencia" de Francia en el contencioso y ponga fin a la anomalía y a la injusticia que se vive en los territorios del Sahara Occidental, ocupados por Marruecos.

El documento dirigido al presidente francés, fue firmado por varias asociaciones en las ZZ OO como la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones Graves de los Derechos Humanos (ASVDH), la Comisión de Defensa al Derecho de Determinación del Pueblo Saharaui (CDDPS) y la Asociación Saharaui de Cultura y Patrimonio Saharaui (ASCPS).

El documento enumera las numerosas violaciones cometidas por Marruecos contra los saharauis bajo la ocupación marroquí que son reprimidos sistemáticamente al manifestarse a favor de su derecho a la autodeterminación.  

La carta recuerda que, de acuerdo que con el plan de paz adaptado por ONU y la Unión Africana, estaba previsto un referendo de la autodeterminación del pueblo saharaui, pero después de 25 años no se ha celebrado, y las manifestaciones que reivindican este derecho "son sistemáticamente reprimidas con violencia".

La misiva subraya igualmente que las autoridades marroquíes no respetan el derecho de los activistas saharauis a la expresión y privan al pueblo saharaui de su derecho a la asociación y que la única organización autorizada en el Sahara es la ASVDH y sus actividades siguen muy restringidas.

"Cientos de ciudadanos saharauis, activistas de los derecho a la autodeterminación y de derechos humanos, periodistas, blogueros y sindicalistas fueron arrestados, encarcelados, torturados y humillados en público, y en los locales de las administraciones policiales y judiciales", indica el escrito.

Asimismo, recuerda que las autoridades marroquíes prohíben el acceso de los observadores internacionales al territorio del Sahara para documentar las violaciones de derechos humanos, y que solo en 2014 Marruecos expulsó a 120 observadores de diferentes nacionalidades, siendo los últimos en ser expulsados dos académicos japoneses ,el 29 de diciembre de 2017.

Además, la carta denuncia que Rabat no respeta el derecho de los saharauis a una justicia equitativa, y cita como ejemplo el caso el grupo de los presos políticos de Gdeim Izik que fueron juzgados ante el Tribunal de Apelación de Salé en lugar de ser juzgados en la capital del Sahara Occidental.

En la actualidad, 54 presos políticos saharauis han sido condenados, algunos de ellos a largas penas de prisión después del juicio, incluidos cargos infundados y falsos informes policiales, y confesiones extraídas bajo tortura, señala la carta

Por otra parte, el documento denuncia que varios ciudadanos saharauis fueron despedidos de forma arbitraria de su trabajo por su activismo, lo que fue descrito por las asociaciones firmantes de la carta como una violación del derecho al trabajo.

"Cientos de graduados desempleados se manifiestan regularmente en las ciudades saharauis ocupadas para reclamar su derecho al trabajo y denunciar la discriminación a que son objeto en sectores que explotan recursos naturales del Sahara Occidental  como la pesca, fosfato y mina de oro y en  agricultura.

Además, subraya que el Estado marroquí persiste en su política de agotar los recursos naturales del Sahara, en particular el fosfato, con una producción de hasta 3 millones de toneladas por año, y emplea a la mano de obra marroquí, en el lugar de contratar a los habitantes saharauis.  (SPS)

090/500