ONGs británicas lideran iniciativa de envío masivo de cartas, coincidiendo con la visita de Aminatu Haidar

Londres, 29 de junio de 2019 (SPS) - La visita de la defensora de los derechos humanos y Presidenta de CODESA, Aminatu Haidar, en el marco de una campaña por la liberación de los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes, ha sido una buena ocasión para que las ONGs Western Sahara Campaign, ADALA UK y el Foro de Acción por el Sahara Occidental lideraran una iniciativa, a nivel del Reino Unido,  de envío de cartas al embajador marroquí ante el Reino Unido, solicitándole el cese de las violaciones de los derechos humanos en el territorio del Sahara Occidental, así como la liberación de todos los presos políticos.

En dicha misiva se recuerda que debido a la falta de voluntad de los miembros del consejo de seguridad, incluyendo al Reino Unido, a la hora de cumplir con sus responsabilidades con respecto a la implementación del referéndum de autodeterminación, prometido por las Naciones Unidas al pueblo saharaui. Ello, además del fracaso del mismo Consejo en proveer a la MINURSO con las competencias de vigilar y supervisar el respeto de los derechos humanos en el Sahara Occidental, tal como demanda el pueblo saharaui y las organizaciones internacionales de derechos humanos tales como Human Rights Watch o Amnistía Internacional, donde estuvo la defensora de los derechos humanos Aminatu Haidar, transmitiendo el mensaje de las víctimas saharauis de la brutalidad policial, encarcelamientos injustos, juicios farsa, abusos físicos y verbales, entre otras atrocidades cometidas por las autoridades de ocupación marroquíes.

Como ejemplo de dichas violaciones en la misiva se mencionan los casos de los prisioneros políticos injustamente encarcelados y secuestrados a raíz del campamento de Gdeim Izik, El Grupo de los Estudiantes, quienes fueron sometidos a confesiones bajo tortura e inculpados sin evidencias, siendo su delito su posición firme por el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia, y el caso de la periodista saharaui, Nazha Jalidi, cuyo caso revela la represión sistemática contra la prensa saharaui e internacional por parte de Marruecos, así su como el rechazo al acceso de observadores internacionales, hechos que son claramente reflejados en el último informe de Reporteros sin Fronteras.(SPS)

090/500 RS Londres