Las fuerzas de ocupación marroquí asedian el domicilio de la familia de Mariam Buhal-la, Vicepresidenta de la Asociación AREN

El Aaiún (Zonas Ocupadas), 10 de agosto de 2022 (SPS) – Las fuerzas de ocupación marroquí han estado imponiendo un asedio desde el pasado lunes, a las 21:00 horas, al domicilio de la familia Buhal-la, en la ciudad ocupada de El Aaiún, con el objetivo de impedir que la familia organice una recepción para su hijo, el activista Ghali Buhal-la, hermano de la Vicepresidenta de la Asociación para el Control de los Recursos Naturales y la Protección del Medio Ambiente en el Sáhara Occidental (AREN), que se espera sea puesto en libertad pronto, tras pasar un año y medio en las cárceles del Estado de ocupación marroquí, en represalia por sus posiciones políticas contra la ocupación y su lucha pacífica por el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y la independencia.

En un comunicado hecho público, la AREN afirmó que “la policía de ocupación ha estado practicando todo tipo de intimidación, con el objetivo de evitar que la familia recibiera los activistas que llegan a su domicilio para expresar su solidaridad con el activista saharaui, añadiendo que, después de imponer un cerco a las calles que conducen a la casa de la familia, los agentes de la policía trataron de presionar a un contratista local para que cancelara el alquiler de su salón móvil para las fiestas, que tenía planeado instalar cerca del domicilio de la familia, amenazando con irrumpir si la recepción se lleva a cabo”.

El comunicado destaca que, “como parte de su política de intimidación, agentes de las fuerzas de represión marroquíes intentaron impedir al hermano del activista saharaui, Hamza,  acceder al domicilio, hasta que mostró su documento de identidad expedido por las autoridades de ocupación, y que algunos agentes le gritaron ofensas verbales a la hermana del activista que protestaba por el comportamiento agresivo de los verdugos marroquíes”.

A pesar de lo intentos de intimidación, la familia logró documentar el asedio impuesto a su domicilio por parte de la policía de las autoridades de ocupación, donde se escucha la voz de uno de los verdugos exigiendo que se dejase de filmar antes de entablar una conversación con la madre de la familia Buhal-la.

“Mientras felicitamos a nuestro compatriota Ghali Buhal-la por abrazar la libertad, condenamos las prácticas intimidatorias de las fuerzas de ocupación marroquíes contra la familia, los activistas solidarios y simpatizantes, así como expresamos nuestra solidaridad con la familia, en particular nuestra compañera del Buró Ejecutivo de la AREN, Mariam Buhal-la, y responsabilizamos plenamente al Estado de ocupación marroquí por sus continuas y sistemáticas violaciones de los derechos humanos en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental, haciendo un llamado a las Naciones Unidas para que intervengan con urgencia y asuman sus responsabilidades hacia el pueblo saharaui, que se encuentra bajo ocupación”, concluye el comunicado. (SPS)

090/101