Amnistía Internacional presenta pruebas contra Marruecos por el uso del programa espía "Pegasus" contra la activista saharaui Aminatou Haidar

Ginebra (Suiza), 09 de marzo de 2022 (SPS)- Tras un minucioso análisis del Laboratorio sobre Seguridad de Amnistía Internacional y Citizen Lab de la Universidad de Toronto, la organización internacional se ha hecho con pruebas incuestionable que destapan la actuación del régimen de ocupación marroquí y el uso del programa espía “Pegasus de NSO Group” contra la activista de derechos humanos Aminatou Haidar. “·Amnistía Internacional está en condiciones de revelar que la destacada activista de los derechos humanos Aminetu Haidar ha sido atacada con el programa espía Pegasus de NSO Group en los últimos meses”, señala la organización en un comunicado para despejar cualquier duda o hipótesis.   

Asimismo, Amnistía Internacional muestra su sorpresa al determinar que “el análisis efectuado por el Laboratorio sobre Seguridad de Amnistía Internacional concluyó que dos teléfonos pertenecientes a la defensora de los derechos humanos saharaui fueron atacados e infectados en fecha tan reciente como noviembre de 2021, sólo unos meses después de que las revelaciones sobre el Proyecto Pegasus causaran conmoción en el mundo”.

El Directora Adjunta de Amnesty Tech (Amnistía Internacional - Tecnología),  Danna Ingleton ha denunciado que “el hecho de que Aminatou Haidar haya sido atacada con el programa espía Pegasus hace sólo unos meses es una prueba más de que empresas como NSO Group seguirán facilitando la comisión de violaciones de derechos humanos a menos que sean objeto de una regulación adecuada”.

“Esta última revelación muestra que las políticas de derechos humanos de NSO Group carecen de sentido en la práctica. En la investigación sobre el Proyecto Pegasus, Amnistía Internacional ha mostrado en repetidas ocasiones pruebas periciales de uso indebido de Pegasus desde 2019 por Marruecos y en más de una decena de países, pero NSO Group no ha tomado medida alguna para impedir que continúen las violaciones de derechos humanos causadas por sus herramientas en Marruecos y en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental. 

Amnistía Internacional para exigir a la empresa israelí  “NSO Group”  rendir cuentas por el papel que ha desempeñado en los ataques de que han sido objeto Aminatou Haidar y otros valientes activistas de Marruecos y el Sáhara Occidental.”

Conocida como la Ghandi Saharaui, Aminatou Haidar es una defensora de los derechos humanos del Sáhara Occidental, galardonada en múltiples ocasiones por su activismo pacífico, entre otros con el Premio de Derechos Humanos Robert F. Kennedy en 2008, el Premio al Coraje Civil en 2009 y el Premio Right Livelihood en 2019.

“Tras recibir por correo electrónico alertas de seguridad de Apple en las que se advertía que sus teléfonos podrían haber sido blanco de atacantes patrocinados por el Estado, Aminatou Haidar se puso en contacto con la Right Livelihood Foundation, que la remitió al Laboratorio sobre Seguridad de Amnistía Internacional para que realizara análisis periciales. El Laboratorio sobre Seguridad confirmó entonces los ataques y la infección con el programa espía Pegasus de NSO Group”, detalla AI en su comunicado .

El análisis de Amnistía Internacional mostró que uno de los teléfonos de Haidar contenía rastros de ataques de Pegasus que se remontaban a septiembre de 2018, y otros rastros de infección de fechas tan recientes como octubre y noviembre de 2021 en el otro. Amnistía Internacional compartió la documentación pericial del teléfono de Haidar con personal de investigación del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, que confirmó de forma independiente las infecciones de Pegasus de octubre y noviembre de 2021.

Esto indica claramente que la sociedad civil en Marruecos y el Sáhara Occidental sigue siendo blanco de ataques ilegítimos con software espía Pegasus, a pesar de la documentación por Amnistía Internacional de un amplio historial de uso indebido.

Amnistía Internacional recuerda también que proporcionó datos pormenorizados del uso descontrolado del programa “PEGASUS” por el régimen marroquí contra activistas de derechos humanos y periodistas.    Primero en octubre de 2019 con los casos de Maati Monjib y Abdessadak El Bouchattaoui; en junio de 2020 con el caso del periodista Omar Radi; y en julio de 2021 con las revelaciones sobre el Proyecto Pegasus, incluido el caso del periodista marroquí en el exilio Hicham Mansouri y Claude Mangin, pareja de Naama Asfari, activista saharaui encarcelado en Marruecos.

Siendo habitual, AI ha pedido explicaciones al régimen marroquí, el cual cuestionó las últimas conclusiones y adujeron falta de “pruebas materiales”. NSO Group no respondió antes de la fecha de publicación, pero con anterioridad se ha negado a confirmar o desmentir que las autoridades marroquíes hagan uso de sus tecnologías.

Desde las primeras revelaciones sobre el Proyecto Pegasus, se han descubierto objetivos de países como Palestina, El Salvador, Polonia y Bélgica, lo que pone de relieve la amplia gama de abusos y violaciones de derechos humanos cometidos mediante el uso del programa espía Pegasus de NSO Group.

“No se puede confiar en que las empresas de software espía como NSO Group se regulen a sí mismas, y pedimos de nuevo la suspensión inmediata de la venta, transferencia y uso de tecnología de software espía hasta que se establezca un marco regulador de derechos humanos”, ha afirmado Danna Ingleton.

 

090/304