El Gobierno de la RASD traza un programa alternativo para los niños saharauis tras quedar sin sus “Vacaciones en Paz

Chahid El Hafed (Campamentos de la Dignidad), 22 de mayo de 2021(SPS)-.  El  Programa  “Vacaciones en Paz”, el programa por el que  miles de niños y niñas saharauis pasen sus vacaciones estivales en Europa  para  alejarlos de las duras  condiciones del inhóspito desierto y que esta vez, por segundo año consecutivo, ha sido  suspendido por las circunstancias del COVID -19.

El  ministro de Juventud y Deporte de la RASD, Musa Salma en declaraciones a la prensa dijo que   “este año  nos hemos visto obligados a suspender  el Programa Vacaciones en Paz por segundo año consecutivo a consecuencia de la COVID-19 y por tanto, descartamos que los niños y niñas saharauis viajen  este verano mientras continúan las fronteras cerradas y la epidemia sigue cobrando vidas. Este año tampoco las familias españolas, italianas y francesas puedan acoger los miles de niños saharauis que salían en el maco de este programa “

“Es en  1979 cuando comenzó el programa con el arribo del  primer grupo de  un centenar de niños saharauis a España y desde entonces, se ha venido gestionando este programa que  este año cumple su  42 aniversario”, recuerda Musa Salma.

Hasta el año 2000, el número de  niños saharauis que salía  de vacaciones dentro de este programa, llegaba a los 10 000 niños y niñas, de ellos 3000 son acogidos por familias andaluzas, otros tantos en Canarias y el resto repartido   entre las otras  comunidades  autonómicas españolas, y países como  Italia y Francia.

Por la posterior crisis y el largo conflicto, el número se ha venido disminuyendo vertiginosamente hasta quedarse  en unos cuatro mil.

El ministro resalta la importancia del programa y subraya  que es el único por el que los niños puedan alejarse de las crudas circunstancias del desierto, «el Programa Vacaciones en Paz es un programa importante, de carácter humanitario, solidario, cultural, por el que miles de niños saharaui pasan sus vacaciones en países como España, Italia y Francia. La mayor parte de estos menores, son acogidos por familias españolas. Durante su estancia los niños saharauis se benefician de servicios médicos, aprendan nuevas cosas, aprenden  la cultura y la lengua  y construyen relaciones que perduran por muchos años entre familias saharauis y españolas, italianas y francesas. Construyen asimismo, un puente solidario  entre los pueblos  y ensancha  el movimiento solidario y simpatizantes con la causa saharaui”.

En esa línea Musa señala, “desde el año pasado, el Ministerio   ha trabajado para suplir la ausencia de “Vacaciones en Paz” proyectando  un programa alternativo  con actividades deportivas, de ocio, lúdicas y culturales en el que participaron miles de niños y niñas saharauis  durante el verano”, y  agrega que el programa del año pasado se pudo llevar a cabo gracias “a la ayuda financiera del movimiento solidario  internacional y de algunas ciudades hermanadas con el pueblo saharaui  y que son los mismos que financiarán el programa de este año”.

Evaluando el programa del año pasado, dijo que “ha sido enriquecedor, productivo tanto para los niños como para sus familias y  se continuará  este año con la ejecución del  mismo programa de forma mejorada”.

360 monitores, la mayoría chicas (la incorporación a la guerra ha disminuido la presencia de jóvenes en el programa para este verano), estarán al frente de  9000 niños y niñas saharauis de edades comprendidas  entre 08 y 12 años de los cinco campamentos.  “El programa  alternativo 2021  comprenderá  una serie de actividades culturales, deportivas, lúdicas, habrá talleres de radio escolar, talleres sobre ahorro del agua y  electricidad, taller de medioambiente, pero sobre todo, dice, y añade” habrá  una sección  de encuentros entre  familias de acogida de  España, Francia e Italia y familias saharauis por vía telemática, y  programas de concienciación y sensibilización sobre enfermedades infecciosas como en este caso, la pandemia del COVID-19 y las medidas preventivas para no contagiarse del virus, campañas de limpieza con los mayores para limpiar el desierto de basura”.

ACAMPADAS  FUERA DE LOS CAMPAMENTOS SAHARAUIS

El ministro saharaui recordó que en el programa alternativo del año pasado, las acampadas se hicieron en los territorios liberados de la RASD antes de la ruptura del Alto el fuego y  posterior vuelta a la guerra con Marruecos.” Este año las acampadas se realizarán fuera de los Campamentos saharauis .Hemos pensado trabajar en  coordinación con la UJSARIO, Educación, Salud, Ministerio del Agua y Medioambiente y otras instituciones nacionales ,para ejecutar y cumplir los propósitos del  programa y al mismo tiempo,  respetar  las medidas preventivas  dictadas por el Mecanismo Nacional de prevención y Control del COVID-19”.

UN DESIERTO INHÓSPITO SIN FUTURO PARA LOS JÓVENES

El pueblo saharaui,vive desde hace 45 años en campamentos de refugiados. Los refugiaos  saharauis, mayoría mujeres y niños mal viven en condiciones  austeras  sostenidos por una  ayuda internacional.

La abrumadora mayorìa de los niños saharauis no conoce nada ni sabe de otro lugar, sus vidas  han transcurido en campamentos de refugiados. Estàn entre una pandemia y una guerra que ya dura 190 dìas.Viven con la esperanza de poder  volver a su tierra natal.

Con  vuelta de la  guerra con Marruecos,el 13 de noviembre,el espíritu dormido de la guerra volvió a sentir en los campametos de refugiados. Aunque la guerra está lejos, los  niños la viven,han vivido todo el conflicto, No van a la guerra,pero su espiritu está en ellos. Diariamente oyen de ella: los partes militares,la ida y vuelta de soldados del frente.

Muchos jòvenes saharauis  que fueron acogidos en este programa “Vacaciones en Paz” se alistaron  en las filas del ejercito para ir a la guerra contra Marruecos .

La desesperanza de los jóvenes ha llegado a su límite, no tienen empleo. La vida en los campamentos es difícil, sin futuro para los jóvenes saharauis que ven su porvenir oscuro en una tierra inhóspita.

En ese sentido el Ministro de la Juventud saharaui  dijo que el programa “es una ocasión para traer  un poco de alegría a los niños  y que pasen unos ratos agradables tras meses de curso escolar “.

El que fuera Secretario General de la Unión de la Juventud Saharaui, espera que “ya para el verano 2022, se reanuda el Programa Vacaciones en Paz  de forma natural cuando se haya restablecido la situación epidemiológica mundial y la situación vuelva a la normalidad”.

El Programa Alternativo de Vacaciones en Paz para este año, según el Ministro, empezará a finales de junio cuando ya hayan retornado los estudiantes saharauis becados en el extranjero.SPS/090/099TRAD