Tribunal Supremo de Nueva Zelanda: Marruecos no tiene ninguna soberanía ni poder administrativo sobre el Sáhara Occidental

Wellington (Nueva Zelanda) 16 de marzo de 2021 (SPS)-  El Tribunal Supremo de Nueva Zelanda ha afirmado en una decisión hecha pública el lunes, que Marruecos no tiene ni soberanía ni poder administrativo sobre el territorio ocupado del Sahara Occidental.

En una sentencia sobre un caso presentado por Kamel Mohamed & Barton contra el New Zealand Superannuation Fund en relación con la solicitud de revisión judicial de las inversiones del Fondo en el Sáhara Occidental, el tribunal consideró que "la importación de fosfato del Sáhara Occidental supone un riesgo para la reputación de Nueva Zelanda.

Comentando esta posición, el representante del Frente Polisario en Australia y Nueva Zelanda, el Sr. Kamal Fadel, dijo: "Dado que el reconocimiento del Tribunal Superior de que la importación en curso de fosfato del Sáhara Occidental a Nueva Zelanda supone un riesgo para la reputación de los intereses más amplios de Nueva Zelanda, instamos a las empresas de fertilizantes de Nueva Zelanda y a todas las partes involucradas en el saqueo del fosfato del Sáhara Occidental a que cesen sus actividades comerciales" en el Sáhara Occidental.

Además, hizo un llamamiento "a los inversores del gobierno neozelandés, a las empresas de fertilizantes y a los agricultores para que reconozcan los problemas éticos asociados a la extracción de recursos del territorio ocupado del Sáhara Occidental, para que adopten sin demora fuentes alternativas y para que cesen cualquier actividad que apoye esta ocupación ilegal”.

Tras examinar el estatuto jurídico del Sáhara Occidental, el Alto Tribunal neozelandés estableció que Marruecos no tiene ni soberanía ni poder administrativo sobre el Sáhara Occidental, reafirmando que el territorio, tiene derecho a ejercer el derecho de autodeterminación y descolonización.

El pueblo saharaui seguirá utilizando todos los medios legítimos a su alcance para proteger sus recursos naturales, y con el fin de llevar ante los tribunales internacionales a todas las empresas e instituciones implicadas en la explotación ilegal de los recursos saharauis. (SPS)

090/102/TRAD