La AAJ condena enérgicamente el ataque del ejército marroquí contra civiles saharauis en clara violación al orden jurídico internacional

La Habana, 20 de noviembre de 2020(SPS)-. La Asociación Americana de Juristas (AAJ),  ha expresado su más enérgica  condena el ataque del ejército marroquí contra civiles saharauis en la brecha ilegal del Garguerat, según un comunicado  de la Unión Nacional de Juristas de Cuba (UNJC).

“La AAJ solicita al Secretario General que, en cumplimiento de la resolución 1514(XV) y de ambos Pactos Internacionales de Derechos Humanos sobre el derecho a la soberanía y autodeterminación (Art. 1-1) y al principio de progresividad en la realización de los derechos que establecen (art. 2 y 16 y concordantes), no se limite a mantener el statu quo, que apoya la posición de la Potencia ocupante, sino que haga todo lo posible para que la MINURSO cumpla su principal mandato: la organización de un referéndum libre y transparente de autodeterminación para el pueblo saharaui, única garantía real de respeto de todos sus derechos, su desarrollo y la paz en la región”.

Esta organización de profesionales del Derecho ha  segundado  el rechazo internacional a la violación del alto el fuego por Marruecos.

 El Frente  POLISARIO  ha advertido que si  la ONU no asuma  su responsabilidad, repare su actitud y  sus errores del pasado  y no presione a Marruecos  para  que acate la legalidad internacional, la guerra seguirá por mucho tiempo.

En ese sentido subraya que “es muy difícil hablar en estos momentos de paz cuando Marruecos lanza una agresión militar en el Sahara Occidental, y con ella la ruptura del alto al fuego”.

El viernes pasado, 13 de noviembre de 2020, Marruecos atacaba a  miembros de la sociedad civil saharaui que se encontraban en la brecha ilegal del Garguerat en protestas que han durado 20 días consecutivos,  para reclamar el cierre de esta brecha ilegal, paso del saqueo de las riquezas saharauis y contrabando de drogas. Con esta cobarde acción, Marruecos rompía con el alto el fuego y la RASD, a través de su presidente, declaraba la guerra a la ocupación marroquí, una guerra extensiva y continua hasta la victoria final. SPS/090/099