Agricultores españoles denuncian actividades fraudulentas de empresas europeas en las zonas ocupadas del Sahara Occidental

Madrid (España), 03 de septiembre de 2019 (SPS)- La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha denunciados las actividades ilegales de empresas europeas para introducir productos agrícolas de las zonas ocupadas del Sahara Occidental en el mercado europeo. “Las principales compañías navieras y de transporte de contenedores del mundo, la francesa CMA CGM, anunció el pasado 7 de agosto la puesta en marcha de una ruta semanal que conectará Dajla, en los territorios ocupados del Sahara Occidental, con los principales puertos marroquíes (Agadir – Casablanca – Tánger) y con Algeciras”, denuncia la mas importantes organización de agricultores y ganaderos de España.
En la nota de prensa publicada el 2 de septiembre, COAG revela que las empresas europeas ya han realizado el "primer viaje desde Dajla el pasado 22 de agosto con mercancía de los territorios saharauis y que ha realizado las pertinentes paradas en puertos de Marruecos".
Ante la incesante actividad de piratería y saqueo de recursos naturales del Sahara Occidental, COAG denuncia que la renovación del ilegal acuerdo entre la Union Europea y Marruecos “buscaba acomodar la sentencia del TJUE de diciembre de 2016, que declaraba nula de pleno derecho la aplicación de este acuerdo al territorio del Sahara Occidental, ya que Marruecos y el Sahara Occidental son dos territorios distintos y separados”. 
En ese sentido, COAG denuncia que la renovación de los acuerdos con Marruecos y la inclusión de las zonas ocupadas del Sahara Occidental, “España y la Unión Europea solo buscan favorecer los intereses económicos de un puñado de multinacionales agroexportadoras y no solo no velan por los intereses de los agricultores europeos, sino que también se desentienden de los derechos fundamentales de la población autóctona del Sahara Occidental”.
Andrés Góngora, responsable de frutas y hortalizas de COAG, añade que la importación de productos de las zonas ocupadas del Sahara Occidental “suponen un fraude para los consumidores europeos, cuyos derechos no se respetan, ya que no tendrán una información fiable sobre el origen real de las frutas y hortalizas de importación”.
Para finalizar, Andrés Góngora recuerda que “La legislación europea es clara y fija que las frutas y hortalizas frescas solo podrán comercializarse si en ellos figura la indicación del país de origen. Por ello, desde COAG exigimos a la Unión Europea un endurecimiento de los controles en frontera para evitar que se introduzcan en el mercado comunitario productos agrícolas cultivados en los territorios del Sahara Occidental como si fueran de Marruecos, sin las correspondientes aclaraciones en el etiquetado”.
 
090/304