Vicepdte. de la Junta de Andalucía: "Esperemos que los gobiernos seamos capaces de entender que hay que acabar con esta situación que viven muchas personas".

Sevilla (Andalucía) 24 de julio de 2019 (SPS)- El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha renovado su esperanza en que los distintos gobiernos sean capaces de implicarse para poner fin a la difícil situación en la que vive el pueblo saharaui. "Son los más pequeños, los más vulnerables, los que siempre pagan las grandes consecuencias", señalaba Marín durante la recepción a los pequeños embajadores de la paz.

Durante el acto celebrado en el Palacio de San Telmo de Sevilla, el vicepresidente de la Junta ha resaltado la solidaridad de las familias andaluzas y su implicación para que programas como “Vacaciones en Paz” pueda permitir a miles de niños saharauis escapar, durante dos meses, de las difíciles condicione de la hamada.

En este sentido, Juan Marín ha renovado el compromiso del Gobierno andaluz para vista los campamentos de refugiados y estudiar nuevas vías de cooperación para ayudar al pueblo saharaui soportar a las difíciles condiciones de exilio.

Por su parte, el representante saharaui para Andalucía, Mohamed Zrug, señala que “se hace necesario que la nueva administración andaluza aproveche la oportunidad para hacer la diferencia en dos aspectos: aumentar la cooperación y acercar aún más la Junta de Andalucía al pueblo saharaui”.

“La exigencia del pueblo saharaui y la demanda por el derecho a la autodeterminación también son temas que deber estar presentes dentro de la agenda de la Junta de Andalucía, para así acompañar la solidaridad del pueblo andaluz”, resaltaba Zrug en declaraciones a SPS.     

El representante saharaui trasladó al vicepresidente de la Juntas la grave situación en las zonas ocupadas del Sahara Occidental y la brutal represión por parte de las fuerzas de ocupación marroquí, desembocando en el asesinato de una joven de 23 años y la detención de varios activistas saharauis.  

Mas de mil niños han llegado a tierras andaluza gracias al programa “Vacaciones en Paz”. Durante su estancia, están siendo recibidos por autoridades políticas de toda la comunidad autónoma y participando en actividades para sensibilizar a la opinión pública sobre la situación en la que vive el pueblo saharaui desde hace 44 años.

Cumpliendo su 40 aniversario, “Vacaciones en Paz” ha logrado fortalecer los vínculos que unen al pueblo saharaui con el pueblo español. También ha permitido que miles de niños saharauis tenga la oportunidad aprender el idioma español, acceder a la atención sanitaria de calidad y conocer nuevas realidades y estilos de vida.  

 

090/304