100 compañías navieras detrás del transporte de roca fosfórica desde el Sáhara Occidental ocupado en 2016 y 2017,según informe de WSRW

Londres,17 de junio de 2017(SPS)-. Western Sahara Resource Watch (WSRW) publicó este viernes el primer informe para definir a  los propietarios y operadores de los buques que transportan el polémico fosfato a clientes en el extranjero.

 La exportación la lleva a cabo Marruecos, la potencia ocupante. El anexo del informe recoge unas 100 compañías navieras que participaron en dichos transportes desde el territorio desde el 1 de enero de 2016 hasta el 9 de junio de 2017.

 

El operador con más participación en este comercio es Ultrabulk A/S de Dinamarca, lo que representa 8 de 46 envíos durante este período. 13 de los 46 buques mencionados en el informe pertenecen o son de propiedad griega.

 

La empresa alemana/británica Furness Withy, que hasta el año 2017 forma parte del conglomerado de pizza congelada del Dr. Oetker, es un actor clave en el comercio global y con una importante participación en el envío actualmente detenido en Sudáfrica. A partir de este año, la compañía será vendida a Maersk en Dinamarca.

 

Gobiernos, partidos, sindicatos y organizaciones internacionales han expresado su preocupación con respecto a las compras globales de fosfatos al gobierno marroquí. Los inversores institucionales han puesto en la lista negra a los importadores para contribuir a socavar el derecho internacional y el proceso de paz de la ONU, mientras que varias compañías de fertilizantes han detenido las importaciones después de ser conscientes de la controversia. Sin embargo, en el pasado se ha prestado poca atención a los transportistas.

 

"Con los actuales procesos legales contra los buques, todos los transportistas deben tener cuidado debido al riesgo de involucrarse en el saqueo", explicó Morten Nielsen, miembro del consejo de Western Sahara Resource Watch.

 

El Sáhara Occidental es tratado por las Naciones Unidas como la última cuestión colonial no resuelta en África. Partes del territorio, incluida la mina de fosfato, están bajo ocupación marroquí. WSRW pide a todas las empresas involucradas que detengan inmediatamente todos los envíos de fosfatos del Sáhara Occidental hasta que se haya encontrado una solución al conflicto.SPS 0920/099 Fuente: Western Sahara Resource Watch (WSRW)