Abdulah Arabi: “El pueblo saharaui es quien realmente ha apostado por la paz y la estabilidad”

Madrid, 24 de diciembre de 2020- El Delegado del Frente Polisario para España, Abdulah Arabi, ha afirmado que los saharauis llevan varios años avisando a los Gobiernos de España para que “no cedan ante Marruecos”, porque es  “un país insaciable en tema de expansionismo, lo hemos visto con Ceuta y Melilla, y con las aguas jurisdiccionales en las Islas Canarias”, según sus palabras en el programa La Tarde de la cadena de radio española Cope.

El Delegado saharaui se ha quejado de que todos los Gobiernos de España hayan sucumbido a una “estrategia marroquí basada en acallar cualquier iniciativa española para mediar o jugar un papel determinante en la solución de la cuestión del Sahara Occidental”. Arabi ha lamentado “esa dinámica de intentar agradar a toda costa las pretensiones de Marruecos, aunque sea a veces en detrimento de las legítimas aspiraciones del pueblo saharaui”.

Por otra parte, el representante saharaui ha calificado de “error” la decisión de Donald Trump de reconocer la supuesta “soberanía marroquí” sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental. “Rompe con la postura tradicional de los Estados Unidos de América en la cuestión del Sahara Occidental. Además pone en un serio aprieto a la nueva administración, y eleva la tensión en esa zona de África. Al mismo tiempo que socava cualquier esfuerzo para lograr la paz en el Sahara Occidental”, ha enfatizado durante la entrevista. “Deseamos y esperamos que la nueva administración de Joe Biden revierta esa decisión que pone en serio riesgo el papel de EEUU en el Consejo de Seguridad de la ONU, y en especial la defensa del derecho de autodeterminación del los pueblos”.

Preguntado sobre la situación de guerra en el Sahara Occidental, el diplomático saharaui ha asegurado que  “tenemos nuestro ejército desde el 13 de noviembre en guerra de hostigamiento contra el ejército de ocupación marroquí”, donde “nos preocupa y mucho nuestra población en los territorios ocupados del Sahara Occidental que sufre atropellos de Derechos Humanos, con ausencia de la prensa y observadores internacionales”. Reconociendo que la reanudación de la lucha armada ha sido “consecuencia de que Marruecos rompió el alto el fuego al atacar población civil en la zona del Guergarat”.

Al mismo tiempo, Arabi ha lamentado que la MINURSO “no ha sido capaz de cometer su función de celebrar un referéndum, porque Marruecos se lo ha impedido, y sus aliados en las Naciones Unidas han mirado para otro lado”. “Se ha convertido en un mero garante de perpetuar el estatu quo de la ocupación de nuestro país, mientras Marruecos saquea nuestros recursos naturales”, ha asegurado.

En lo relativo al apoyo de la sociedad civil española al pueblo saharaui, el representante del Polisario en España, ha reconocido que a pesar del “alto nivel de solidaridad con nuestro pueblo durante estos 45 años”, eso no se ha traducido a nivel de Gobiernos, que más bien “ha intentado conservar sus intereses económicos”. “No nos oponemos a una política de buena vecindad entre España y Marruecos, pero nunca en detrimento de nuestras legítimas aspiraciones”, ha aclarado.

En lo relativo al plan de autonomía presentado por Marruecos, el dirigente saharaui ha dejado claro que “no concuerda con el Derecho Internacional. El tema del Sahara Occidental está nítidamente establecido en la agenda de las Naciones Unidas. Es un territorio no autónomo en vía de descolonización”, ha asegurado. “La mejor forma de solucionar la cuestión del Sahara Occidental es que el pueblo saharaui se pronuncie sobre la independencia o la autonomía a través de un referéndum de autodeterminación. La autonomía como solución única y exclusiva distorsiona la realidad política y jurídica de la cuestión saharaui”, ha enfatizado.

Por último, ha lamentado que la Comunidad Internacional haya apostado por una ficticia estabilidad ofrecida por Marruecos, cuando “el pueblo saharaui es quien realmente ha apostado por la paz y la estabilidad. Es un ejemplo que ha inculcado la vía pacífica lejos de cualquier tipo de integrismo”. SPS/090/099