La República Saharaui expresa su solidaridad con Mauricio por el desastre ambiental y pide esfuerzos internacionales para enfrentar el derrame de petróleo en sus costas

Bir Lehlu (República Saharaui),13 de agosto de 2020 (SPS)-. El Presidente de la RASD, Sr. Brahim Gali, envió un mensaje de solidaridad al primer ministro de Mauricio, Sr. Pravind Jugnauth, en el que pidió a la comunidad internacional que brinde apoyo coordinado al gobierno de Mauricio para que pueda enfrentar el desastre ambiental debido al derrame de petróleo en las aguas territoriales de la hermana nación africana

El Jefe de Estado  lamentó la angustiosa noticia sobre el derrame de petróleo lo que en consecuencia peligra  la vida marina en Mauricio y amenaza la vida, el futuro y el bienestar en la nación hermana de  Mauricio.

 El mandatario saharaui  elogió los "incansables esfuerzos" realizados por "el gobierno y el pueblo de Mauricio, incluido el sector privado y los voluntarios, que están realizando esfuerzos incansables y continuos hasta ahora para contener la filtración", expresando su "apoyo personal y el apoyo del pueblo saharaui en estas difíciles circunstancias".

El presidente saharaui consideró que la responsabilidad de proteger la vida marina de Mauricio de este desastre "no debe ser una carga para usted ni para el pueblo y el gobierno de Mauricio solamente, sino que debe ser un esfuerzo internacional coordinado para ayudar a preservar la biodiversidad en la costa sureste y este" del país africano.

El gobierno de Mauricio declaró una "emergencia ambiental" tras  descubrir un derrame de petróleo de un barco de propiedad japonesa, que transportaba petróleo pesado y combustible diesel, cuando chocó con un arrecife de coral en Pointe d’Esny  el 25 de julio, causando el peor desastre en la región.

Ya se han derramado unas 1000 toneladas de combustible, y las autoridades competentes y los voluntarios de Mauricio han logrado contenerlo, pero la amenaza persiste porque el barco ahora corre el riesgo de colapsar por completo, lo que provocará que más de 4000 toneladas adicionales de combustible se filtren al océano.

 La declaración del estado de “emergencia ambiental”  por parte del estado mauriciano obliga a las naciones, según protocolos de Naciones Unidas, a actuar en conjunto para garantizar el equilibrio del medio ambiente.

Según medios internacionales de prensa, miles de especies que viven en Cayo Azul y Mahebourg corren el riesgo de ahogarse en un mar de contaminación con graves consecuencias para la economía, la seguridad alimentaria y la salud.SPS/090/099TRAD