FiSahara inaugura su XV edición en el campamento de refugiados de Auserd

Auserd (Camp. De refugiados), 16 de octubre de 2019 (SPS)- Desde este miércoles, el Festival Internacional de Cine del Sahara llena de música, solidaridad y cine el campamento de población refugiada saharaui de Auserd Cinco días de cultura que arrancan con la proyección de ‘Campeones’. Los embajadores de la cinta ganadora de tres premios Goya, incluido el de mejor película, Jesús Lago y Alberto Nieto han viajado hasta el FiSahara. Además de ofrecer un coloquio al término de la proyección, Lago y Nieto van a participar en diferentes actividades durante su estancia en el festival.

Entre ellas destaca la realización de dos talleres de expresión corporal social en una escuela de Auserd y en un centro de personas discapacitadas de Smara. Éste último será el punto de encuentro con la cantante Rozalén, que, junto a su intérprete en lengua de signos, Beatriz Romero, también realizan actividades de musicoterapia. Es la primera vez que ambos proyectos trabajan la discapacidad y la inclusión en los campamentos.

Estos talleres se realizarán gracias a la colaboración del Grupo Amás, que hará una donación de material educativo artístico para las escuelas de los campamentos gracias a un acuerdo de colaboración entre esta fundación y FiSahara. Es la primera vez que el FiSahara trabaja la discapacidad y la inclusión. Con ello, FiSahara además de ser una ventana al mundo que visibiliza la causa saharaui, se convierte en una plataforma para la inclusión y el desarrollo en los campamentos de personas refugiadas.

La cantante albaceteña participa desde el pasado domingo en la segunda edición de ‘Un micro para el Sahara’ que continúa con su objetivo de visibilizar la situación de un pueblo que lleva viviendo más de 40 años en el desierto de los desiertos. Rozalén además será la encargada de realizar el cierre del festival de cine junto al Colectivo Panamera. Una actuación que será posible gracias a la unión de ambos proyectos.



FiSahara es desde hace quince años una ventana a través de la cuál se acerca el cine y la cultura a los jóvenes que han nacido en los campamentos y que nunca han visto cine en la gran pantalla. Como afirma en la inauguración el responsable de Cine del Ministerio de Cultura de la RASD, Omar Ahmed, el FiSahara es mucho más que un festival ya que, “trae también actividades a los campamentos y da visibilidad a la situación del pueblo saharaui”. Esta edición está dedicada a todos aquellos que residen en las zonas ocupadas del Sahara Occidental, reprimidos diariamente por las autoridades marroquíes.

‘Un micro para el Sahara’ se une a la difusión de un festival que no tiene alfombra roja pero sí la arena del desierto y un millón de estrellas en el firmamento. Y que cuenta, sobre todo, con el cariño y el apoyo de aquellos que se solidarizan con la legítima causa del pueblo saharaui. Algo que también ha destacado en la inauguración el presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara, Pepe Taboada: “Queremos decir al mundo que no olvidamos al pueblo saharaui, ya que es un ejemplo de cómo se puede construir un Estado en medio de la nada”

Hay que recordar que este festival es posible gracias a la colaboración del Ministerio de Cultura Saharaui con la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Pueblo Saharaui (CEAS – Sahara), quienes organizan FiSahara desde hace 15 años con el apoyo de diversas entidades públicas, privadas y de la sociedad en general.

Esta edición está dedicada a toda la población saharaui que reside en las zonas ocupadas del Sahara Occidental, quienes diariamente viven una represión brutal por parte del gobierno de Marruecos. También está dedicada a todos los presos y presas políticas encarceladas injustamente.

FiSahara ofrecerá proyecciones de películas internacionales. Aparte de Campeones, destacan Handia, de Aitor Arregi y Jon Garaño (ganadora de dos Premios Goya 2018); Todos lo saben, de Asghar Farhadi; y El Olivo y Yuli, de Icíar Bollaín. Por otro lado, entre las películas internacionales se proyectarán largometrajes para un público infantil.

La finalidad de estas proyecciones y actividades es permitirle al público conocer, vivir y llamar la atención de la comunidad internacional a través del cine para ser un altavoz de la grave situación que se está viviendo en las ciudades del Sahara ocupado, que se hace invisible por el aislamiento que tiene sometido Marruecos al Sahara Occidental.

 

090/304