Organizaciones latinoamericanas y caribeñas condenan sucesos en los TT.OO. y expresan preocupación por la actual coyuntura en torno a la causa saharaui

Quito, Ecuador, 07/07/2018 (SPS).- El día de ayer, alrededor de veinticinco asociaciones, comités, organizaciones sociales y de derechos humanos de doce países de América Latina y el Caribe, mediante un comunicado internacional condenaron “las persistentes violaciones a los derechos humanos del pueblo saharaui en los Territorios Ocupados por el Reino de Marruecos que, durante la visita de Horst Köhler, Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, se intensificaron en El Aaiún, Smara y Dajla, ciudades saharauis bajo ocupación”.

Las organizaciones latinoamericanas y caribeñas reconocieron que las visitas de los enviados especiales del Secretario General de las Naciones Unidas “son de fundamental importancia y que deben rendir resultados palpables en beneficio de las legítimas reivindicaciones del pueblo saharaui” y recordaron que “el anterior enviado especial, Christopher Ross, tuvo serias dificultades para acceder a las Zonas Ocupadas desde la primera ocasión que hizo esa propuesta, en 2012; razón por la cual, años más tarde fue calificado por el Reino de Marruecos como ‘persona non grata’, declaración considerada como un agravio a los altos responsables de las Naciones Unidas, por parte de las autoridades marroquíes”.

No obstante, calificaron como ‘inédita’ la visita del enviado especial, Horst Köhler y declararon que las Naciones Unidas y su Consejo de Seguridad tienen “la oportunidad de reconocer que la actual situación del pueblo saharaui es insostenible, dada la política oficial del Estado marroquí de impedir el ejercicio legítimo del derecho a la protesta pacífica, a sus reivindicaciones en torno al derecho a la autodeterminación y en contra de la ocupación de su territorio”.

“La estrategia mediática marroquí buscó impedir que las brutales palizas públicas propinadas por la gendarmería a la población saharaui, en especial a jóvenes y mujeres, que se manifestaban en contra de la ocupación y que dejaron más de un centenar de heridos y un adolescente en estado crítico, sean divulgadas entre la comunidad internacional”, aseveraron en su comunicado internacional.

Asimismo rechazaron la postura de Francia y España que usualmente declaran que “mantienen excelentes relaciones con el régimen marroquí, mientras bloquean el proceso de descolonización y participan en el expolio de los recursos naturales del pueblo saharaui”.

En este contexto, las organizaciones latinoamericanas y caribeñas también rechazaron la visita en curso del expresidente del Parlamento Andino, el chileno Fernando Meza, y el secretario general de este organismo regional, el ecuatoriano Eduardo Chiliquinga, a El Aaiún, capital del Sáhara Occidental ocupado, por invitación de la monarquía marroquí.

Las organizaciones latinoamericanas y caribeñas aseveraron que esta decisión “no representa la opinión ni el sentir de varios de los integrantes del Parlamento Andino y mucho menos representa a los pueblos andinos y latinoamericanos”.

Dijeron, además, que “la  visita a una ciudad saharaui bajo ocupación se encuentra en abierta contradicción con los principios y lineamientos de la política exterior del conjunto de los países andinos, latinoamericanos y caribeños que respaldan el derecho de los pueblos a la descolonización y a la autodeterminación e independencia del pueblo saharaui”.

De la misma manera, las organizaciones saludaron “la declaración del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, en el último período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, de preparar una misión técnica de seguimiento sobre la situación de los derechos humanos en las Zonas Ocupadas”.

Sin embargo, recordaron que “este tema debe ser incorporado en el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO), la única misión de este tipo a nivel global que no monitorea ni reporta las violaciones a los derechos humanos y que no ha podido cumplir su objetivo de realizar el referéndum de autodeterminación, en sus 27 años de existencia”.

Finalmente, respaldaron “la histórica resolución efectuada por la 31° Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana (UA), reunidos en Nuakchot, Mauritania, los días 25 de junio al 2 de julio del 2018, que decidió crear un mecanismo africano para permitir que la Unión Africana (UA) brinde apoyo efectivo al proceso liderado por las Naciones Unidas, basado en las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad, para lograr la autodeterminación del pueblo saharaui”.

Las organizaciones firmantes proceden de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.-

 500/302