El Cabildo de Gran Canaria rechaza los vuelos al Sahara Occidental de la compañía regional Binter

Eldiario.es

El Cabildo de Gran Canaria, a través de su presidente, Antonio Morales, y su consejero de Solidaridad Internacional, Carmelo Ramírez, rechazan que la aerolínea canaria Binter siga conectando las Islas con los aeropuertos de El Aaiún y Dajla (la antigua Villacisneros) en el Sahara Occidental sin tener el beneplácito del Frente Polisario.

La postura de la Institución grancanaria se recoge dentro de los últimos fallos del Tribunal Superior de Justicia Europeo, en 2016 y el pasado mes de febrero, que señalaban que no se podía negociar acuerdos comerciales con Marruecos que incluyeran recursos del Sáhara y que confirmaba  la vigencia del acuerdo pesquero con Marruecos pero ratificó que no puede incluir el territorio saharaui, respectivamente.

Morales repudia esta actividad económica porque entiende que es el pronunciamiento que debe tener "toda persona e institución que defienda la legalidad internacional dados los pronunciamientos del Tribunal de Justicia Europeo y Naciones Unidas".

El abogado que representa al pueblo saharaui y al Frente Polisario, Gilles Denver, ha anunciado que entablará diálogo con Binter para que acuerde también con el pueblo saharaui la utilización de ese espacio aéreo antes de acudir a la Justicia europea, recordó Morales, ya que el Tribunal europeo ya ha dictado “con una sentencia clara y firme, que el acuerdo pesquero con Marruecos tiene que excluir necesariamente las aguas del Sahara”, a lo que se suma que la compañía de Air France, que operaba un vuelo con su filial Transavia entre París y Dajla, acaba de desistir de operar con la costera ciudad precisamente por esta advertencia del derecho internacional.

Tras la renuncia de Transavia, Binter es el único operador europeo que conecta el territorio ocupado con el Viejo Continente. En concreto, la aerolínea une Gran Canaria cuatro veces por semana con la capital, El Aaiún, y dos veces por semana con Dajla. Ante esto, el consejero Carmelo Ramírez apunta que la autorización del Gobierno de Marruecos a Binter para que pueda operar entre Canarias y el Sahara con vuelos regulares está incumpliendo la legalidad internacional.

“Binter está siendo cómplice del Gobierno marroquí en vulnerar los legítimos derechos del pueblo saharaui”, aseguró la semana pasada. Por ese motivo sostiene que no se puede mirar para otro lado y que se van a promover las acciones jurídicas correspondientes para impedir este tipo de operaciones.

El Cabildo defiende que la representación del pueblo saharaui y de ese territorio la tiene el Frente Polisario y a Binter no le basta con tener la autorización de Marruecos sino de los legítimos representantes. Así mismo, el consejero de Solidaridad Internacional hizo un llamamiento a las empresas canarias para que se abstengan de  hacer inversiones en el Sahara Occidental sin tener la autorización de quien representa al pueblo saharaui, que es el Frente Polisario.

“Hacer acuerdos de carácter económico o empresarial con la administración marroquí es incumplir la legalidad y contribuir al expolio de los recursos naturales del pueblo saharaui como sucedió trayendo arena a algunas playas canarias, que es un delito”, concluyó.

Estas palabras han sido refrendadas por Antonio Morales, quien cree que lo expresado por Ramírez "es una llamada para cumplirla" debido a "la injusticia enorme que se ha producido con el pueblo saharaui y por la sensibilidad de nuestra población para con ese pueblo, creo que Canarias debe ser muy respetuosa con la legalidad internacional"-

"Por las especiales características geopolíticas de Canarias, tanto el Gobierno español como el canario, así como las empresas españolas, sean o no isleñas, deben ser respetuosas con el derecho internacional", manifestó Morales.

Desde el Cabildo concluyen que esta postura "no es una embestida contra Binter", empresa que opinan que es  "muy respetable" y "que ha contribuido durante muchos años a comunicar a los canarios, no tenemos nada en contra".