España: Más familias de acogida para niños saharauis, deseo de Navidad de Ampusasa.

Fuente: elnortedecastilla.es/        REDACCIÓN / WORD | SALAMANCA.  

La asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Salamanca se reunió ayer en el hotel Helmántico para celebrar una comida de Navidad, acto previo al mercadillo benéfico que un año más se organizará para recaudar fondos para costear parte de los gastos del traslado que supone la acogida de niños y niñas saharauis en Salamanca. El rastrillo, instalado en la planta baja del Mercado Central de Salamanca, junto a la Plaza Mayor, abrirá sus puertas al público del 13 al 17 de diciembre, en horario de 10:30 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas, excepto el sábado día 17 que sólo permanecerá abierto hasta las 14:00 horas. En él se podrán adquirir productos de todo tipo, como, por ejemplo, bisutería, libros, cerámica, juguetes o ropa.

Ampusasa espera para 2017 aumentar el número de familias de acogida para los pequeños procedentes del Sáhara. El verano pasado 23 niños saharauis disfrutaron de sus vacaciones con familias de acogida salmantinas y para el año que viene nada sería mejor que ese número creciera y más niños pudieran salir por unas semanas del verano sahariano. Esta asociación proporciona desde 1996 apoyo y solidaridad al pueblo Saharaui enviando caravanas de alimentos, medicinas y material escolar a los campamentos de refugiados del Sáhara Occidental en Tinduf (Argelia), así como la realización de programa ‘Vacaciones en Paz’.

Este programa consiste en la acogida temporal de niños procedentes de los campamentos de refugiados saharauis por familias salmantinas durante dos meses de verano. Entre los objetivos de este programa, además de facilitar una estancia que libere a los niños de las altas temperaturas del desierto, persigue mejorar su salud, a través de la mejora de la dieta y las revisiones médicas; así como crear vínculos afectivos entre las familias salmantinas y saharauis.

Otros proyectos

La asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Salamanca explicó además, a través de un comunicado, que desarrolla otros proyectos solidarios en los campamentos de refugiados, para «la cooperación y desarrollo de este pueblo olvidado». Por ejemplo, el proyecto Bougarfa, que consiste en la compra de cabras autóctonas, adaptadas a la vida del desierto, que se entregan a las familias más desfavorecidas de los campamentos para su cría y sustento.

Asimismo, tras las inundaciones sufridas en los campamentos en febrero de 2006 Ampusasa financió la reconstrucción y equipamiento del centro de discapacitados psíquicos de Auserd y en la actualidad continúa apoyando el centro dotándolo de instrumental y medicamentos.

Por último, Ampusasa junto a Rotary Club Plaza Mayor pretenden evaluar la incidencia de la diabetes en los campamentos, identificar los factores de riesgo de la población y formar a personal sanitario de la zona en relación al tratamiento y cuidados de esta patología, así como construir un centro ambulatorio para la atención diabética en Smara, en la provincia de Tinduf.